El edificio que se ubica en el portal número 71 de la calle Txabarri de Sestao es otra de las construcciones obra del arquitecto vizcaíno Santos Zunzunegui (Ugarte 1875-Portugalete 1945).

Para este edificio de 1925, el arquitecto distribuyó dos viviendas por cada una de las cinco plantas que lo conforman. Cada piso disponía de “habitaciones a la italiana” y retretes, ubicados en los miradores. Las habitaciones a la italiana, muy habituales en las casas antiguas, son una estancia que habitualmente está anexa a la habitación principal, separada mediante un arco y que no solía tener ventanas al exterior, por lo que aprovechaba la luz y ventilación de la habitación principal.

La decoración de la fachada de este edificio de la calle Txabarri es mínima. Los herrajes de los antepechos de fundición presentan formas curvilíneas y la composición de las líneas se consigue mediante los cuerpos de los miradores continuos, de acusada verticalidad. Otro aspecto destacado es el cromatismo, que se presenta muy cuidado. A pesar de que la articulación de las viviendas del edifico se consideró poco acertada, debido en parte a la ubicación de los retretes en los miradores y a las habitaciones italianas, el estilo aplicado a la fachada responde a una opción de refinada elegancia.

Dos años más tarde, en 1927, Zunzunegui proyectó el edificio del número 65 de la misma calle, donde también aplicó las mismas líneas de actuación.

(*) Esta información está extraída de “La guía de arquitectura urbana de Sestao”, promovida por el Ayuntamiento y escrita por Gorka Pérez de la Peña, experto que describe en detalle los edificios más emblemáticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *