El gobierno vasco pide a los vecinos y vecinas de Sestao que tengan de algún piso vacío, que lo ponga a disposición del programa Bizigune para alojar a las personas afectadas por el incendio ocurrido el pasado 12 de marzo.

Un total de 60 personas se vieron afectadas por el incendio que se desató en el último piso del portal número 80 de la Gran Vía de Sestao.

El fuego se propagó con rapidez dada la estructura de madera del edificio, lo que obligó a desalojar de sus viviendas a unas 30 personas domiciliadas en dicho portal. Posteriormente, y como medida de precaución, se desalojó también a otra treintena de personas del inmueble colindante.

Sesato Berri realizó el pasado año una campaña de movilización de vivienda desocupada dirigida a personas propietarias de pisos vacíos a las que se informó sobre el programa ASAP (Alquiler Seguro a Precio Razonable), dado que según la última actualización del padrón, en Sestao existen alrededor de 1.000 viviendas vacías, susceptibles de ser puestas en alquiler.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *