Bruselas plantea propuestas legislativas para cumplir con el nuevo objetivo de eficiencia energética situado en el 30% para el año 2030.

La Comisión Europea ha presentado el borrador del denominado ‘paquete de invierno’ en el que detalla las medidas legislativas en materia de política energética. Con ellas plantea mejorar la eficiencia energética a partir de 2017 mediante, entre otras cuestiones, una iniciativa para acelerar la renovación de los edificios.

Bajo el lema ‘Energía limpia para todos los europeos’, Bruselas incrementa hasta el 30% el objetivo vinculante de eficiencia energética de la Unión Europea para 2030 a fin de demostrar que la transición hacia la energía limpia es el sector del crecimiento del futuro.

Según los cálculos del Ejecutivo comunitario, este paquete de medidas puede generar un aumento de hasta un 1% del PIB durante la próxima década y crear 900.000 empleos nuevos, reduciendo de ese modo la dependencia de las importaciones e impulsando las economías locales.

Entre los cambios legislativos presentados por Bruselas para lograr este crecimiento se encuentra la incentivación de las inversiones en la renovación de edificios. Se trata de un sector que representa el 40% del consumo energético de Europa, a lo que hay que sumar que dos de cada tres fueron construidos con anterioridad a la creación de los estándares actuales de eficiencia energética y que por tanto, no cuentan con medidas de ahorro energético.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *